Inicio Política “Monstruo” de Viña pulverizó la propaganda feminista de Jani Dueñas

“Monstruo” de Viña pulverizó la propaganda feminista de Jani Dueñas

El querido “monstruo” del Festival de Viña del Mar, como se conoce al público que atiende a dicho evento, despertó la noche de ayer martes 26 de febrero, para manifestar rechazo a la rutina de stand-up comedy de la militante feminista Jani Dueñas.

La recepción comenzó fría, pero el público le dio desde el comienzo varias oportunidades para que la activista los hiciera reir, sin embargo, la lentitud de la rutina y los malos remates empezaron a combinarse con ataques gratuitos a los defensores de los animales, al género masculino, a los adultos mayores y a la maternidad, lo que empezó a irritar al público.

Los intentos de atacar a otras mujeres vinculadas a la derecha tampoco sirvieron, fue el caso de sus ataques a la animadora del festival, María Luisa Godoy (cuyos padres y hermano son políticos de derecha), y la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga.

En un claro acto de desesperación, y viendo que su rutina estaba perdida, la activista se negó a bajarse del escenario, a pesar de que la producción le ofreció sacarla, y comenzó a dictar un discurso ideológico feminista y de izquierda sin importarle la opinión de las personas, diciéndoles que lo que fue a decir lo iba a decir igual, por lo cual se dedicó a hablar del aborto, de conceptos feministas como “sororidad” y otras temáticas que más bien parecían un discurso político, lo cual terminó de colmar la paciencia del público que gritaba a todo pulmón para que se fuera.

Un momento clave fue cuando Dueñas preguntó si había feministas en el público y las voces femeninas gritaron fuerte al unísono: “¡NO!”

Fue sólo cuando se sintió satisfecha de seguir insultando a los hombres y promover el aborto hasta el cansancio que la militante pidió a los animadores que la salvaran, lo cual hicieron a pesar de sus burlas a Godoy, quien estoica ayudó a Dueñas a salir del escenario mientras la Quinta Vergara colapsaba en abucheos, pifias e insultos a la feminista.

Los únicos que intentaron darle soporte fueron los rostros contratados por los canales para estar en las primeras filas, demostrando la diferencia abismal entre la corrección política de los medios y el clamor popular.

A pesar de todo, la activista no mostró señal de autocrítica y culpó a los otros artistas que esa noche se presentaron por traer un público que no la iba a ver a ella.

Un antecedente que se suma a la polarización social frente a la sublevación anarquista y comunista que se prepara el próximo 8 de marzo liderada por feministas radicales, haciendo notar que la gente trabajadora está cada vez más aburrida de estas extremistas.

A continuación, los pantallazos del intérprete de Axé, Bruno Zaretti, quien se molestó por un chiste donde comparaba a los bailarines de este estilo con nazis y los videos de su desafortunada presentación y su peor aún declaración ante los medios.

Imagen: Agencia UNO